Glucosa

UNIDADES SI

UNIDADES TRADICIONALES



Sinónimo
Azúcar en sangre, Azúcar en ayunas, Prueba de Tolerancia Oral a la Glucosa (TOG)
Unidades de medida
mmol/L, µmol/L, mg/dL, mg/100mL, mg%, mg/L, µg/mL

La glucosa es el carbohidrato más importante de la sangre periférica que, al oxidarse, constituye la mayor fuente de energía celular en el organismo. La glucosa proveniente de la alimentación se convierte a glucógeno para ser almacenada en el hígado o a ácidos grasos para ser almacenada en el tejido adiposo. El estrecho intervalo de concentración de la glucosa en sangre (glucemia) es controlado por numerosas hormonas, siendo las más importantes las sintetizadas en el páncreas.

La manera rápida y precisa en que se regulan las concentraciones glucémicas en ayunas contrasta notablemente con el rápido aumento de la glucemia como resultado de la ingestión de hidratos de carbono. Un descenso de la glucemia hasta una concentración crítica (aproximadamente 2,5 mM) conduce a la disfunción del sistema nervioso central. Este trastorno se manifiesta en forma de hipoglucemia caracterizada por cansancio muscular, falta de coordinación y pérdida de lucidez. Un nuevo descenso de las concentraciones glucémicas desemboca en un coma hipoglucémico. Las fluctuaciones observadas en las concentraciones glucémicas de individuos diferentes dependen de la actividad muscular y del tiempo transcurrido desde la última ingesta. Dichas fluctuaciones vuelven a incrementarse donde haya un deterioro regulatorio como el resultante de varios procesos patológicos que aumentan o disminuyen la glucemia (hiperglucemia o hipoglucemia).

La causa más frecuente de hiperglucemia es la diabetes mellitus, producida por una deficiencia en la secreción o en la acción de la insulina. Esta enfermedad se caracteriza por una elevación de la glucemia tan extrema que, al superarse el umbral renal, aparece azúcar en la orina (glucosuria). Además, existen numerosos factores secundarios que contribuyen a elevar los niveles de glucemia, incluyendo la pancreatitis, la disfunción tiroidea, la insuficiencia renal y las hepatopatías.

La hipoglucemia se observa con menor frecuencia. Está causada por estados tales como el insulinoma, el hipopituitarismo o el exceso de insulina. La hipoglucemia se asocia a procesos patológicos como el síndrome disneico neonatal, la toxemia del embarazo, las enzimopatías congénitas, el síndrome de Reye, la ingestión de alcohol, la disfunción hepática, los tumores pancreáticos productores de insulina (insulinomas), los anticuerpos antinsulínicos, las neoplasias apancreáticas, la septicemia y la insuficiencia renal crónica.

La cuantificación de la glucemia sirve como prueba de detección de la diabetes sacarina cuando se sospecha una hiperglucemia, en el control del tratamiento de la diabetes sacarina, para evaluar el metabolismo de los hidratos de carbono, por ejemplo en la hepatitis aguda de la diabetes gravídica, en la pancreatitis aguda y en la enfermedad de Addison.

La determinación de la glucosa en orina (glucosuria) se utiliza como procedimiento de cribado de la diabetes y constituye un auxiliar en la evaluación de la glucosuria, en la detección de defectos en los túbulos renales y en la gestión de la diabetes mellitus.

La determinación de la glucosa en el líquido cefalorraquídeo se utiliza en la evaluación de la meningitis, la implicación neoplásica de las meninges y otros trastornos neurológicos. La glucosa del líquido cefalorraquídeo (LCR) puede ser escasa o indetectable en pacientes afectados de meningitis aguda bacteriana, criptocócica, tuberculosa o carcinomatosa; o en el absceso cerebral, probablemente atribuible al consumo de la glucosa por parte de los leucocitos o de otras células de metabolización rápida. Suele ser normal en la meningitis o la encefalitis atribuibles a virosis.

INTERVALOS DE REFERENCIA

Suero / plasma (ayunas)

Adultos

4.11‐5.89 mmol/L

74‐106 mg/dL

60‑90 años

4.56‐6.38 mmol/L

82‐115 mg/dL

> 90 años de edad

4.16‐6.72 mmol/L

75‐121 mg/dL

Niños 

3.33‐5.55 mmol/L

60‐100 mg/dL

Neonatos (1 día de edad)

2.22‐3.33 mmol/L

40‐60 mg/dL

Neonatos (> 1 día de edad)

2.78‐4.44 mmol/L

50‐80 mg/dL

Para el diagnóstico de la diabetes suelen aceptarse los siguientes límites discriminatorios:

glucosa plasmática aleatoria de ≥ 11,1 mmol/L
glucosa plasmática en ayunas (GPA) ≥ 7,0 mmol/L o bien
glucosa de 2 h después de la carga ≥ 11,1 mmol/L durante una prueba bucal de tolerancia a la glucosa (PBTG).
Si se cumple cualquiera de estos criterios, los resultados deberán confirmarse repitiendo la prueba otro día, salvo en presencia de una hiperglucemia inequívoca con descompensación metabólica aguda.

Sangre total

Adultos

3.6‐5.3 mmol/L

65‐95 mg/dL

El nivel de hematocritos influye en la diferencia existente entre las concentraciones de glucosa en plasma y en sangre total debido a que en los eritrocitos se observan valores inferiores de glucosa comparados con los hallados en plasma. Las concentraciones elevadas de hematocritos producen niveles aumentados de glucosa en plasma comparados con aquellos obtenidos en sangre total.

Orina

1 orina de la mañana

0.3‐1.1 mmol/L

6‐20 mg/dL

Orina aleatoria

0.06‐0.83 mmol/L

1‐15 mg/dL

Orina de 24 h

< 2.78 mmol/24 h

< 0.5 g/24 h

LCR

Niños

3.33‐4.44 mmol/L

60‐80 mg/dL

Adultos

2.22‐3.89 mmol/L

40‐70 mg/dL

Los valores de glucosa en LCR deberían equivaler al aproximadamente 60 % de los valores en plasma. Para una interpretación clínica adecuada, compararlos siempre con los valores de plasma obtenidos paralelamente.

 

Calculadora en línea de laboratorio. Convertir Glucosa de mmol/L, µmol/L, mg/dL, mg/100mL, mg%, mg/L, µg/mL. Conversor de unidades convencionales (tradicionales) y unidades SI.  Tabla de conversiones (factor de conversión).