Gentamicina

UNIDADES SI

UNIDADES TRADICIONALES



Sinónimo
Garamycin, Paired
Unidades de medida
µmol/L, mg/L, mg/dL, mg/100mL, mg%, µg/mL

La gentamicina es un antibiótico aminoglucósido de amplio espectro, alta potencia y acción antibacteriana frente a la mayor parte de los microorganismos sensibles. En concentraciones séricas terapéuticas entre 4 y 10 μg/mL (8.4 a 20.9 μmol/L), la gentamicina es capaz de inhibir el crecimiento de muchos cocos grampositivos, en particular el de los estafilococos productores de penicilinasa. Con concentraciones de 10 μg/mL (20.9 μmol/L), se inhibe la mayor parte de las cepas de E. coli, Proteus spp., Klebsiella, Aerobacter, Clostridium, Brucella spp., Salmonella, Serratia y Shigella. Con concentraciones entre 4-10 μg/mL (8.4–20.9 μmol/L), la gentamicina actúa contra la mayor parte de las cepas de Pseudomonas aeruginosa. Gracias a estas características, la gentamicina se aplica exitosamente en el tratamiento de serias infecciones, especialmente en las causadas por bacilos gramnegativos.

El intervalo terapéutico de la gentamicina debe medirse tanto en concentraciones máximas como también mínimas. En pacientes con daño renal preexistente o a los que se haya administrado gentamicina durante períodos prolongados de tiempo o en dosis superiores al intervalo terapéutico, la capacidad auditiva puede disminuir y/o producirse una nefrotoxicidad. Por ello, el control de los niveles máximos y mínimos de la gentamicina reviste gran importancia en la prevención de estas serias complicaciones ya que permite ajustar la dosis.

Valores teóricos

Si bien los valores óptimos pueden variar, los valores séricos máximos dentro del intervalo de 6-10 μg/mL (12.5-20.9 μmol/L) y los mínimos dentro del intervalo de 0.5-2.0 μg/mL (1.0-4.2 μmol/L) se consideran como terapéuticamente efectivos. A menudo resulta difícil obtener concentraciones terapéuticas séricas que no sean tóxicas, incluso en pacientes con una función renal normal. Las complicaciones que acompañan el uso de la gentamicina son la ototoxicidad y la nefrotoxicidad. Sin embargo, estas reacciones pueden prevenirse mediante un control exhaustivo, que constituye la herramienta esencial para la aplicación exitosa de este agente. El efecto tóxico más serio de la gentamicina es el daño permanente de la división vestibular del octavo par craneal, que se registra más frecuentemente en pacientes con insuficiencia renal. Ya que la gentamicina es inherentemente inestable, no se metaboliza y se excreta primordialmente por filtración glomerular. Si se suministra a pacientes con insuficiencia renal sin ajustar la dosis, pueden acumularse concentraciones tóxicas del fármaco en el organismo. Mientras que los altos niveles séricos de gentamicina pueden llegar a ser tóxicos, las dosis indiscriminadamente bajas pueden resultar inefectivas para tratar varias cepas de bacterias gramnegativas. El empleo indiscriminado de bajas dosis de gentamicina no sólo puede fomentar la aparición de organismos resistentes a la gentamicina, sino también el surgimiento de organismos resistentes a los aminoglucósidos. La bibliografía coincide actualmente en recomendar una única dosis diaria en vez de la administración convencional del fármaco que era de 2-4 veces al día. Si se pasa a una posología de una única dosis diaria, deben revisarse las concentraciones máximas y mínimas deseadas.

Calculadora en línea de laboratorio. Convertir Gentamicina de µmol/L, mg/L, mg/dL, mg/100mL, mg%, µg/mL
Conversor de unidades convencionales (tradicionales) y unidades SI.  Tabla de conversiones (factor de conversión).