Proteína catiónica de eosinófilos (ECP)

UNIDADES SI

UNIDADES TRADICIONALES



Unidades de medida
ng/mL, ng/dL, ng/100mL, ng%, ng/L, µg/L

Los eosinófilos, que se originan en células primordiales de la médula ósea, aparecen en grandes cantidades en los puntos de inflamación y en respuesta a ciertas infecciones parasitarias. Estos leucocitos, cuando maduran, residen principalmente en los tejidos, pero alrededor del 1% de la población de eosinófilos circula en la sangre. Los eosinófilos activados se desgranulan para liberar cuatro proteínas muy básicas en el tejido circundante. Las proteínas granulares, que pueden matar parásitos y ciertas células de mamífero, pueden causar daños tisulares asociados con el asma y otras enfermedades inflamatorias. La activación de los eosinófilos acompaña a una amplia gama de condiciones inflamatorias, entre las que se incluyen el asma bronquial, la dermatitis atópica, la rinitis, la inflamación alérgica de los ojos, la efusión alérgica en el oído medio, infecciones parasitarias y bacterianas, enfermedades autoinmunes y el síndrome de fatiga crónica.

Entre las cuatro proteínas granulares básicas, la proteína catiónica de eosinófilos (eosinophil cationic protein, ECP) ha demostrado ser un control útil para muchas enfermedades inflamatorias activas. Las concentraciones de ECP en plasma y otros fluidos aumentan durante las reacciones inflamatorias marcadas por eosinófilos activados. Producida en exclusiva por los eosinófilos, la ECP es tóxica para las neuronas, algunas líneas de células epiteliales y células aisladas de miocardio. La proteína, cargada positivamente, se une a la heparina e inhibe la coagulación sanguínea.

Varios estudios señalan altas correlaciones individuales y de grupo entre los niveles de ECP y los síntomas clínicos del asma, tales como el aumento del flujo espiratorio máximo (PEF), β2-agonista inhalado (“según lo necesario”) prn, grado de reacción de vías respiratorias y espirometría. Las muestras de suero atópicas tienen niveles de ECP más altos que las muestras de control no atópicas, incluso cuando el recuento de eosinófilos circulantes permanece dentro del intervalo normal9 . En los pacientes con asma estacional, las medidas de ECP reflejan cambios en la actividad de la enfermedad a lo largo de todo el año . Roquet, et al. Señalaron significativas correlaciones entre los niveles de ECP y la hiperreactividad bronquial en pacientes con asma leve. Tomassini, et al. Demostraron que las concentraciones de ECP en suero sobrepasan los niveles normales, de control, tanto en condiciones atópicas mediadas por IgE como no mediadas por IgE. Las medidas de ECP en suero evitan las inconsistencias inherentes a la valoración subjetiva del asma.

Las concentraciones de ECP en suero pueden indicar la gravedad de ciertos trastornos de la piel . La toxicidad neuronal de la ECP podría contribuir a los trastornos que provocan prurito; los pacientes con ciertas enfermedades de la piel, tales como las erupciones eritematosas papulares y prurigo nodularis, mostraron niveles elevados de ECP en suero, que se normalizaron al sanar. Varios grupos encontraron que las concentraciones de ECP en suero reflejan actividad asociada a dermatitis atópica (AD). El sistema de valoración clínica comúnmente utilizado para la dermatitis atópica registra liquenificación, pérdida del sueño, eritema, pápulas, prurito y excoriaciones. Czech, et al. demostraron que la ECP está correlacionada con cada uno de estos síntomas, y se correlaciona en mayor medida con la valoración clínica total. Aunque la dermatitis atópica va acompañada de la alteración de los parámetros inmunológicos, los niveles de IgE medidos en suero no están correlacionados con algunos de los síntomas clínicos. La naturaleza objetiva de las medidas de ECP en suero presenta una ventaja sobre las medidas clínicas subjetivas, que tienden a presentar inconsistencias provocadas por la variabilidad en las valoraciones de los investigadores y pacientes individuales.

Calculadora en línea de laboratorio. Convertir Proteína catiónica de eosinófilos (ECP) de ng/mL, ng/dL, ng/100mL, ng%, ng/L, µg/L . Conversor de unidades convencionales (tradicionales) y unidades SI. Tabla de conversiones (factor de conversión).